Loading...
Loading...

Ralenti Limiter

RALENTÍ es el mínimo de revoluciones por minuto a las que se ajusta un motor de combustión interna para permanecer en funcionamiento en un vehículo, sin necesidad de presionar el pedal del acelerador. En otras palabras, ralentí es cuando encendemos el camión y lo dejamos sin acelerar y sin avanzar, como cuando se esta calentando el motor antes de iniciar su trayecto o al estar detenido en un semáforo.

Cuando un vehículo está en RALENTÍ, consume demasiado combustible innecesariamente; aumenta costos de mantenimiento y se reduce la vida útil del motor.
El problema principal es que los choferes dejan las unidades en Ralentí por largos periodos de tiempo de forma innecesaria, al estar cargando o descargando mercancía o porque están descansando dentro del camión con el aire acondicionado encendido. Esto genera un gasto excesivo de combustible que se convierte en una cifra millonaria al multiplicarse y anualizarse por el total de unidades que conforman la flota.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), hace mención que un camión comercial típico puede desperdiciar hasta 2 litros de combustible diésel por hora mientras está en Ralentí (parado con el motor encendido).

Los tiempos muertos en RALENTÍ más comunes son:

  • Esperar las carga y descargas de mercancía con el motor encendido.
  • Detención en paraderos para descansar y hacerlo con el Motor y Aire Acondicionado encendidos
  • Calentamiento excesivo del motor antes de partir.

RALENTÍ es el mínimo de revoluciones por minuto a las que se ajusta un motor de combustión interna para permanecer en funcionamiento en un vehículo, sin necesidad de presionar el pedal del acelerador. En otras palabras, ralentí es cuando encendemos el camión y lo dejamos sin acelerar y sin avanzar, como cuando se esta calentando el motor antes de iniciar su trayecto o al estar detenido en un semáforo.

Cuando un vehículo está en RALENTÍ, consume demasiado combustible innecesariamente; aumenta costos de mantenimiento y se reduce la vida útil del motor.
El problema principal es que los choferes dejan las unidades en Ralentí por largos periodos de tiempo de forma innecesaria, al estar cargando o descargando mercancía o porque están descansando dentro del camión con el aire acondicionado encendido. Esto genera un gasto excesivo de combustible que se convierte en una cifra millonaria al multiplicarse y anualizarse por el total de unidades que conforman la flota.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), hace mención que un camión comercial típico puede desperdiciar hasta 2 litros de combustible diésel por hora mientras está en Ralentí (parado con el motor encendido).

Los tiempos muertos en RALENTÍ más comunes son:

  • Esperar las carga y descargas de mercancía con el motor encendido.
  • Detención en paraderos para descansar y hacerlo con el Motor y Aire Acondicionado encendidos
  • Calentamiento excesivo del motor antes de partir.

BENEFICIOS

Ahorro de Combustible: Tendrás un importante ahorro de combustible en tu flota. En promedio un 3% de ahorra, dependiendo del uso y de las costumbres de tus choferes.

Mantenimientos más prolongados: Dejar el motor encendido por largos periodos de tiempo, incrementa el desgaste del motor y de todas las piezas que intervienen para su funcionamiento. El limitador de Ralentí evitará que esto suceda.

¿CÓMO FUNCIONA?

El LIMITADOR DE RALENTÍ obtiene en tiempo real la señal de funcionamiento del motor, y si el vehículo se encuentra detenido con el motor en funcionamiento por más del tiempo del estipulado por la política de la empresa, el motor se apagará.

MÉTODO DE INSTALACIÓN

Simplemente se conecta el arnés incluido al dispositivo y se cablea en base al instructivo de instalación. Puede ser instalado por cualquier mecánico con conocimientos básicos de electricidad.

TIEMPO DE INSTALACIÓN

De 30 a 60 minutos por vehículo.

Con gusto podemos proporcionarte toda la información y contestar todas tus dudas vía telefónica al 33 3343 9578 o vía email info@eco-trucks.com.mx

¡Contáctanos!